El Drawdown en los Sistemas de Trading

El Drawdown, es la mayor serie de pérdidas consecutivas. Cuando se opera en trading siempre se piensa en las ganancias, pero toda ganancia supone un mayor o menor riesgo. Las perdidas o disminución del capital se denominan en el trading Drawdown.

El Drawdown se representa con el 0 como punto de partida y cuando el capital vuelve a batir el máximo de ganancias conseguidas se vuelve a contar desde el inicio. Como representación del Drawdown para los beneficios conseguidos juega un valor importante su tamaño. No es lo mismo para alcanzar un beneficio de X , soportar una racha de pérdidas de 2.500 € que una de 5.000 €.

Siempre es mejor sistemas con Drawdown reducido

En condiciones similares, siempre se seleccionará la estrategia de inversión con menor Drawdown. En los sistemas de trading sobre futuros, la forma de expresar el Drawdown es en capital, por tratarse de operaciones realizadas con unidades de contratación (unidades de contratos de futuros), en vez de efectivos. Cuando se producen los Drawdowns, hay que analizar la recuperación.

Hay que diferenciar entre operativas sobre sistemas de trading sobre futuros de otro tipo de subyacentes.En futuros, y sobre todo con sistemas, si se pierden 100 puntos esas pérdidas se recuperaran con 100 puntos, siempre que se posean las garantías mínimas requeridas y esté activo, al tratarse de negociaciones sobre unidades. En acciones, al contrario, cuando se ha perdido el 50% se tiene que recuperar el 100% para volver al nivel inicial por la merma de capital que se ha producido.

Esto ocurre porque al ir invirtiendo en cada entrada un porcentaje del capital, al coger una racha consecutiva positiva, el capital sube exponencialmente y lo mismo ocurre a la inversa con la racha negativa. Además al contar con menos capital podemos comprar menos títulos, por lo tanto, la recuperación tendría que ser mucho más significativa. Sirva esta tabla como ejemplo.

¿Qué operatica permiten los sistemas de trading automáticos?

La operativa con sistemas automáticos, nos proporciona una ventaja superior a la operativa manual a la hora de cuantificar el DrawDown, por ser el ordenador con el sistema automático programado en el lenguaje apropiado de la plataforma elegida, el que nos hará todo el trabajo de cálculo gracias a que se posee todo el histórico del subyacente referenciado en la estrategia, el denominado backtesting.

Para su correcta cuantificación, hay que establecer el punto de equilibrio entre las ganancias y las pérdidas con la esperanza matemática positiva, e intentar establecer carteras no correlacionadas entre sí, para tener beneficios estables y de forma continuada.

El DrawDown forma parte del trading y de la estrategia de inversión, por ello, cuanto más delimitado y controlado esté, mejor. No es el enemigo, es el punto que nos indica el correcto funcionamiento del sistema. Si está dentro de los parámetros fijados, funciona todo correctamente.