La idea del sistema en operativa de trading es muy empleada como estrategia de inversión por su sencillez, que consiste en identificar una tendencia bajista seguida por tres velas blancas sin sombras y con cuerpos amplios que determinan un cambio de tendencia con fuerza, por el agotamiento de la predecesora.

Por regla general contra más grande sea la compresión gráfica empleada, mayor suele ser su fiabilidad.

El fundamento del sistema radica, en que cuando aparecen sucesivas velas blancas consecutivas mínimo tres con nuevos máximos, el sistema entrar en la nueva vela que rompa el máximo previo de cierre de la anterior en sentido alcista, tienen que estar precedidas estas velas blancas por una tendencia bajista.

Indicar como referente que el número de velas puede variar y sobre todo dependiendo de las compresiones empleadas.

Es un sistema que está calificado dentro de los denominados como giro de tendenciales, al buscar el cambio de la tendencia principal y coger los giros del mercado.

Este patrón de velas de cambio de tendencia, a la hora de ser programado en un algoritmo cuantitativo, normalmente lo determinan tres velas consecutivas,  los llamados soldados blancos, pero nosotros recomendamos añadir la posibilidad de configurar el número de las mismas, e incluir stop dinámicos, tanto de beneficio como de perdidas, con algún otro filtro de tendencia o volumen para afianzar el movimiento de cambio.

Es una de las grandes ventajas de tener el algoritmo programado, para buscar patrones propios que puedan mejorar las ideas estandarizadas del trading.

Si usted lo desea puede solicitarnos presupuesto para personalizar la estrategia a su gusto, con filtros que determinen la entrada y salida, indicadores, osciladores, stops dinámicos, retrocesos, y un largo etc.

Hay tantas posibilidades como ideas que usted tenga.

Estaremos encantados en poder ayudarle.